miércoles, 2 de julio de 2008

BURGOS, LA INNOVACIÓN

Comenzó la feria de Burgos, “La puerta del norte” le llamaban. Y, realmente, se lo pueden seguir llamando porque tal y como están las cosas por esas latitudes la verdad es que no desentona para nada. Claro, que también podía ser la la puerta del sur, del este, del oeste y del centro ya que en todas partes cuecen habas, la situación es la que es y, por desgracia, no hay más cera que la que arde. Tres festejos, todavía no se ha llegado a su ecuador, y la pobre Ghosty comienza a manifestar un más que preocupante estado de desesperación e, incluso, amenaza con emigrar camino del destierro. Un amago, supongo, de buscar la huida cual manso carretón de encaste bodeguero. No lo hará, porque tiene casta y bravura a espuertas y terminará creciéndose al castigo para acabar de contarnos, de cabo a rabo, un despropósito más de los que se suceden a lo largo y ancho de la temporada taurina en la geografía hispana. Anteayer, corrida mixta por aquello de las babosas y el fútbol patrio, ayer fiesta de cumpleaños con tarta y caballito de regalo para el cumpleañero, y hoy otra mixta con más caballitos, los de Pablo Hermoso, y el Maniquí de Armani tirándose el rentoy de aguerrido toreo. Y es que nos quejamos de vicio; tal y como está la fiesta no cabe duda de que en El Plantío, al menos, no regatean esfuerzos por innovar y sorprender al probo aficionado. ¿Se puede pedir más?.

2 comentarios:

Ghosty dijo...

Mola mi plaza ¿eh? Os voy reservando abonos para el año que viene, que veo que os encanta.

Un saludo

betialai dijo...

No es que mole, sino que a mi me tiene flipando en colorines. No me extraña que mi querido jefe e ideólogo la tenga como fija en su habitual calendario de ferias y bolos veraniegos. ¿Cómo está la reventa para el día 5?. ¿Se podría arreglar con un bocata de choped, una botellita de tinto pedorrero y un whisky de garrafa?. Para lo del taxi, si es menester, ya nos echarías una mano, ¿no?.