miércoles, 3 de septiembre de 2008

VUELTA AL COLE

Se acaban las vacaciones y con la vuelta a la normalidad retomamos Lo que se tercie tras un poquito más de tres semanas de inactividad, periodo en el que sólo hemos entrado para mostrar nuestra consternación por la tragedia de Barajas y recordar, como todos los años, a ese maestro de la crítica taurina que fue Alfonso Navalón el día de su triste desaparición. Cierto que, como acertadamente han dicho en diveros foros Juan Antonio Hernández, Vicente Sánchez-López, Marcelo Fortín, Leticia Ortiz, Pedro García Macías, por ejemplo, al autor de Viaje a los toros del sol y de tantos y tantos artículos y crónicas que, en gran número, podéis encontrar en las páginas de El Chofre, hay que recordarle todos los días y no sólo en esa infausta fecha, pero es algo que había hecho puntualmente desde la aparición del blog y no he querido pasar por alto la efeméride de este año pese a tener el blog en standby y haberme tomado un pequeño descanso. Descanso creo que necesario porque han sido, prácticamente, quinientas entradas en dos años, algo que si no se toman de vez en cuando esta clase de medidas puede llegar a terminar quemándote y, sobre todo, en convertir una devoción en una obligación, lo que tampoco es bueno. Ahora, más fresco, con las pilas cargadas y, sobre todo, con más ganas que nunca, aunque quizás tomándome las cosas con más calma a la hora de exigirme un número de entradas, espero seguir defendiendo la integridad de una fiesta por momentos más tocada del ala, cuando se hable de toros, y contaros lo que se tercie sobre otros asuntos, ciñéndome, porque no hay que confundir el culo con las témporas o mezclar churras con merinas, sólo a los temas que se pensaron cuando se colgó por primera vez esta bitácora. Muchísimas gracias a todos los que, pese a su evidente inactividad, habéis seguido esta última temporada visitándola a diario.

4 comentarios:

Opsen dijo...

Bienvenido de vuelta, Miguel, descansado y con renovados bríos para seguir intentando salvar esta fiesta, tan a mal traer.
Un abrazo
Marcelo

Anónimo dijo...

Comprendo perfectamente la necesidad de las tres semanas para tu descanso, pues yo, que sólo hago algún comentario, he necesitado justo el doble de tiempo para desintoxicarme de la nausea que me produce ver como degenera todo lo relacionado con el mundo de los toros y los límites impensables de fraude y falsedad a que hemos llegado.
Espero que los que mantenéis los blogs que de verdad luchan por la defensa de la Fiesta, sigáis en la brecha pues sois la única esperanza que nos queda para conocer la verdad de lo que pasa en el ruedo.
¡¡¡ÁNIMO!!!
LUPIMON

BETIALAI dijo...

Gracias, señores. Es un lujazo encontrarse a las primeras de cambio con dos pedazos de aficionados como vosotros.

Un fuerte abrazo para los dos.

Sánchez-López dijo...

A seguir en el frente Beti, Te necesitamos.
Comprendo perfectamente tu merecido descanso, y quiero hacerte llegar con estas líneas, aunque no hace falta decirlo, que sabes donde me puedes encontrar para lo que sea menester.
Un fuerte abrazo