miércoles, 26 de marzo de 2008

¡ QUÉ MORRO !

Suma y sigue. Cada cierto tiempo, de forma machacona e insistente, algunos aficionados independientes que tratamos de contar nuestra verdad, con independencia y sin ninguna contraprestación a cambio, seguimos recibiendo por parte de los taurinos y del taurineo ataques de toda índole, visitas indeseables en nuestros blogs y un sin fin de señales que nos hacen pensar que nuestra humilde labor va por el camino adecuado. Molestamos, y mucho, a todos los que manejan los hilos del negocio que, unas veces desde los medios que ellos controlan, otras enviándonos sus satélites y lameculos, tratan de seguir sembrando confusión y de, inútilmente, intentar desprestigiarnos. Esta vez ha tocado en Toro, torero y afición y, aunque repartidas, las iras se han centrado en el post Pinchazos y más concretamente en su autor, Jandro, que habitualmente se ocupa de escribir en dicho blog las crónicas de los festejos que se celebran en la plaza de Las Ventas. No voy a hacer aquí el panegírico de este hombre, al que no tengo el gusto de conocer personalmente y con el que apenas habré cruzado en mi vida tres o cuatro comentarios en sus posts; baste decir que es una referencia obligada para mí y, me consta, para otros muchos aficionados , y que acudimos a sus fuentes, ajenas a toda sospecha, cada vez que queremos enterarnos con un mínimo de garantías de lo que ha sucedido en La Monumental.

En esta ocasión el ataque ha estado a cargo de un sujeto que, además, se ha permitido el lujo de escribir de uno de los blogs de culto por parte de los aficionados cabales, que defiende a capa y espada la fiesta intégra y auténtica, denunciando todas las corruptelas propias de los taurinos y el taurineo, de forma absolutamente altruista y con el esfuerzo y el tiempo de todos sus colaboradores, que: "en este blog, sobra tanta afición como escasean los conocimientos. Tanto por parte de algunos de sus autores como por muchos de los que participan". Sería una opinión errada, pero respetable, si el individuo en cuestión, que firma con seudónimo, no fuese ya de sobra conocido por ser el mismo que, hace ahora un año, mantuvo en ese mismo espacio una agria polémica con Juan Antonio Hernández, editor de El Chofre y aficionado de reconocida solvencia, y tuvo la gallardía de atacarle cobardemente y a traición, a sabiendas de que no podía defenderse por estar a pie de U.V.I. en un hospital de Salamanca con su padre en grave estado y, como es lógico, desconectado de todo lo que no fuese la salud de su progenitor. Este hecho que ya lo define y, obviamente, lo descalifica como persona, no sería motivo para que sus opiniones, erradas o no, fuesen como digo arriba respetables, pero es que hay más historias que hablan por si solas de la calaña y de la falta de credibilidad del tipejo en cuestión.

Y es que resulta que tras ese seudónimo se esconde un mindundi taurineador que, suponemos a fuerza de babosear entre toda especie de taurinos, ha conseguido ser el encargado de llevar el blog que depende de la página web oficial de un torero que tiene un arte que no se pué aguantá y que -a lo mejor ese es el quiz de la cuestión- pegó un petardo, otro más, el pasado Domingo de Resurrección en Las Ventas. Un asalariado de un torero, ya que nos imaginamos que lo que hace lo hará cobrando hasta que el de La Puebla pegue su enésima espantada y lo deje en la puta calle, pretendiendo dar lecciones de ética y de moral, de lo que es toreo y lo que es destoreo, y cuestionando la veracidad y la imparcialidad de unas críticas realizadas por personas absolutamente independientes que, eso sí, no tragan con trampas, ni ventajas, y le llaman al pan, pan y vino al vino. Sibilínamente, y en vista de que su torero no tenía excesiva defensa ante el fiasco del pasado domingo y tras, de pasada, justificarlo con la originalísima y nada manida excusa de que no tuvo toros, se afana en defender a Perera -otro subproducto que tratan de encumbrar a toda costa los taurinos- utilizando como argumentos aplastantes que toreó con los pies muy quietos y bajando mucho la mano. Argumentos que inmediatamente desmontó Lupimón en un primer comentario al explicarle que bajar la mano carece de mérito si el remate del pase se efectúa hacia arriba y escupiendo el toro para afuera, algo que no debió entender muy bien el lumbrera que no se dio por aludido. En un segundo comentario Luis se lo explica mejor, pero dudo mucho de que sea capaz de asimilarlo porque la cara dura, la osadía y la ignorancia pueden tanto como un puñado de euros, alguna que otra merienda o que algún torerillo te deje, de vez en cuando, pasarle la mano por la espalda.

14 comentarios:

dealvaro dijo...

Beti, no solo no lo asimila, sino que con una soberbia fuera de límites conocidos, osa aconsejar a LUPIMON en ciertos menesteres tratados, por otra parte, con guasa por Luis.

Y no queda ahí la cosa, a mi me llama directamente maleducado por recriminar su comentario de falta de conocimientos y evidenciar algo que es ley: es un taurinete.

Tócate los huevos.

dealvaro dijo...

Por cierto Tony, tengo ganas de probar un montado de esos que tienes en la barra.

betialai dijo...

En cuanto a tu primer comentario, Álvaro, ¿qué quieres que te diga?. Hay cosas que tienen muy difícil solución por aquello de que "lo que no pué ser, no pué ser ser y además es imposible".

Más fácil arreglo tiene lo del segundo. Una escapadita de fin de semana y a degustar las delicias del Aranaztarra. Tiene todo bueno, pero la tortilla de setas es verdaderamente antológica. Y, además, no te olvides de que echaríamos unas buenas parrafadas, algo que también creo yo merece la pena.

¡Anímate!. Un fuerte abrazo.

dealvaro dijo...

Esperemos que no se demore demasiado el viaje que tengo pendiente al norte.

PFY dijo...

El loco este no será el que tiene el blog de Morante ese no? yo lo tengo enlazado por divertido, a veces creo que Morante es el novio del autor...

betialai dijo...

No, Pedro, no se trata del mismo. Tú te refieres a alguien que vive su afición en función de un torero, como tantos muchos, y le dedica su tiempo, de forma altruista, por medio de un blog. No comparto esa clase de afición, pero respeto a la persona en tanto en cuanto reconoce su partidismo y se limita a ensalzar las supuestas virtudes de su ídolo sin pretender dar lecciones a nadie.

Este otro menda, al que se refiere el post, es un taurineador nato que se ocupa -me imagino que no por amor al arte- del blog que depende de la recientemente creada página web oficial de Morante de la Puebla. Un profesional del taurineo, un botarate arrogante, además de un intoxicador y un indocumentado que en su supina ignorancia se permite, de vez en cuando, entrar a tocar las pelotas en los blogs serios donde todavía le toleran la entada para, con febles y manidos argumentos, sacar la cara a algún torerillo que sea de su agrado. Como bien dice Deálvaro, un taurinete del tres al cuarto, un mindundi que no soporta en rigor una réplica cabal como la que que le ha dado Lupimón, por dos veces, en Toro, torero y afición.

¡Ah!, y fenomenal tu crónica del domingo en La Maestranza. Un abrazo.

dealvaro dijo...

Qué grandísima lección, que no réplica (no había nada coherente que contestar), la de Luis Picazo, ¡Madre mía!.

betialai dijo...

Cierto, Álvaro, aunque sospecho que el payaso llevará horas cavilando sin haber sido capaz, todavía, de descifrar sus claves de ironía.

Ghosty dijo...

Vaya jaleo se ha montado por un listo que viene a sentar cátedra con sus palabras!! Y lo digo desde el respeto y desde el cariño que tenog a varios de sus amigos, pero cuando las cosas son indefendibles, pues eso. Como siempre mi apoyo incondicional a los cabales que tampoco lo ncesitan pues han desmontado, mediante las palabras, cualquier argumento. Y repetir, por enésima vez, aquello de que ladran, luego cabalgamos.

Dealvaro, un favor: hazme un sitito en el coche que yo también tengo ganas locas de subir a visitar a Beti y a darme un homenaje en el bar del arretratero, cuyo club de fans presido a mucha honra.

betialai dijo...

¿Qué cuentas, reina?. Ya he visto que has retomado el blog, donde te he dejado un comentario a modo de bienvenida. Te has percatado de lo que hay, según puedo comprobar; uno de los soplagaitas conocidos -y no lo califico de otra manera porque me dirijo a una dama- reincide en el tocamiento de pelotas y vuelve a hacer, como tiene por costumbre, el más espantoso de los ridículos. Está comprobado que no aprenden y que a los pobres cretinos les va la marchita.

Me sumo a la petición que le haces a Deálvaro y yo también le ruego te haga sitio en su buga cuando tenga a bien darse una vuelta por aquí. Al arretatero y a mí nos iba a molar mogollón esa visita por partida doble.

Un besazo.

dealvaro dijo...

Sitios concedidos. A ver si cuadramos un puente de estos que vienen ahora por los madriles. Mi mujer desciende de Gernika y las presiones para ir unos días al norte son constantes últimamente.

betialai dijo...

Pues hombre, a ver si se anima alguien más y nos da la sorpresa y al final tienes overbooking en el buga. Sería estupendísimo.

jabonero dijo...

¿Y no se puede quedar un poquito más cerca?

betialai dijo...

Hombre, Jabonero, por poder, se puede. Pero la gracia está en recalar en el bar de Tony, en El Aranaztarra, y dejarle la más que tentadora y bien surtida barra de pinchos y montaditos maravillosos que exhibe a diario en pelota picada.