jueves, 28 de febrero de 2008

TRES COMENTARIOS

Los hice ayer y, aunque pueden parecer variaciones sobre el mismo tema -y en realidad lo son- vienen a complementar lo que decía en el post publicado el 17 de febrero, Tenemos que hablar, cuando hacía referencia a la reacción que se produjo en los medios afectos al régimen tras la reunión de bloggers y posterior firma del Manifiesto a primeros de junio pasado en Madrid. Casualidad, o no, esa misma semana, la del 18 al 25, se produce la primera entrega, en 6 Toros 6, en la que se vuelve a arremeter contra blogs, portales y foros taurinos en la red, y esta última semana la citada publicación continua en la misma línea, lo que provoca algunas entradas y comentarios que se relacionan con el tema.

Jabonero, comenta en el post anterior el publicado por Costillares en Toro, torero y afición y le respondo lo siguiente:
.
Sí, he leído la entrada de Costi y por lo que cuenta continua la historia. Lo llamativo, tal y como coincidís los dos, es que no dan nombres y cometen el error de meter a todo Cristo en el mismo saco, no sé si porque como apunta Domingo no tienen demasiado conocimiento del mundo cibernético, o porque siguen sin dar excesiva importancia a la contestación que se puede dar desde la blogosfera y sólo les preocupamos verdaderamente unos cuantos o, de alguna forma, les interesa de momento mezclar churras y merinas, por aquello del río revuelto y la ganancia de pescadores. No tiene excesivo sentido generalizar de esa forma, porque lo primero de todo no es cierto que desde todos los blogs, foros y portales taurinos independientes se esté siguiendo la misma línea. Más bien somos poquitos, y se nos puede contar casi con los dedos de una mano, los que mantenemos una postura inalterable y coherente en lo que venimos denunciando. Igualmente, es una auténtica falacia presentarnos como enemigos de un determinado torero cuando, si bien es cierto que el nombre de José Tomás ha sido muchas veces obligada referencia negativa en nuestros posts, tampoco hemos obviado a otros cuando ha habido que hacerlo. Y en el caso de uno y otros, siempre ha sido por denunciar el fraude, la estafa y los manifiestos atentados contra la integridad del toro o la pureza de la fiesta, algo que se ha hecho sin importar los nombres y que torticeramente callan porque, evidentemente, ellos son los primeros que de ninguna manera pueden, ni les interesa, reconocer este sutil detalle. Como siempre, tratan de informar de algo a sus lectores pero, desinformando. Intentan crear opinión ante un público que consideran propicio, pero procurando que esa opinión sea sesgada y en beneficio de sus intereses y para ello cuentan sólo la verdad a medias y absolutamente deformada. En cualquier caso que digan lo que quieran, lo que está claro es que están preocupados y que, por muchas chorradas que sigan apareciendo en este tipo de medios, los que tenemos algunas ideas medianamente claras sobre como queremos y creemos que debe ser la fiesta no vamos, mal que les joda, a cambiar de opinión y vamos a continuar diciendo lo mismo que hasta ahora.

A un comentario de PFY, en la anteriormente citada entrada de Costillares, en el que muestra su indignación por lo que está sucediendo le contesto:

Y a ti, PFY, ¿no te parece que tener enlazado en tu blog a un sujeto, como José Antonio del Moral -también conocido como La Lirio- con una trayectoria inequívoca a lo largo de los años en su relación con el taurineo puro y duro, otras bitácoras de marcada tendencia torerista en las que importa un pimiento todo lo relacionado con la integridad del toro, obviar otos enlaces de muchos portales y blogs que van en una determinada dirección, es absolutamente incoherente con la chapita roja, el Manifiesto y el comentario que has realizado hoy aquí?. Y te lo digo desde el respeto que se debe tener a la opción por la que opte cada uno y con el cariño que me merece un aficionado, joven como tú, que trata de aportar su granito de arena por algo que sin duda ama. Pero también desde el convencimiento, y esto lo entenderás como buen cofrade y apasionado en esa faceta, que en ciertos temas no se puede, al mismo tiempo, repicar y andar en la procesión. Las medias tintas, o el nadar a dos aguas, pueden justificarse cuando alguien todavía no tiene clara su postura, pero lo que no es de recibo es tenerla y, por la causa que sea, seguir poniendo una vela a Dios y otra al diablo. Lo que no podemos, si estamos convencidos de lo que queremos defender, es equivocar a la gente. Y en eso entra el decir hoy una cosa y mañana otra, en función de lo que coyunturalmente nos convenga, ni confundir a los que de, alguna forma, confían en nosotros. ¿Qué credibilidad puede tener tu comentario en el que atacas, con toda la razón, a 6 Toros 6 si resulta que quien entra en tu blog se encuentra enlazado el espacio del individuo al que me he referido más arriba y que, curiosamente, después de haber colaborado estrechamente durante muchos años, habiendo incluso publicado hasta libros conjuntamente, con el director de la citada revista, ahora mantiene una guerra abierta porque ambos se encuentran, y no desinteresadamente, en trincheras distintas?. Insisto, con todo el cariño y el respeto del mundo, ojalá que clarifiques tus posturas y que ganemos a alguien que, sin duda, por su amor a la fiesta y porque sabe expresarse fenomenalmente puede ser superválido en esta lucha por intentar dignificar algo que nos están, entre unos y otros, destrozando.

Finalmente, David Valderrama en el post, también de Toro torero y afición, en el que se da cuenta de la publicación del artículo de Tony en El Chofre, titulado Contestando a un panfleto publicitario, realiza una serie de consideraciones en las que estoy de acuerdo pero pide a estos medios que nos dejen en paz y se olviden de nosotros, lo que provoca mi siguiente respuesta:

Pues perdona que esta vez discrepe contigo, David, en lo referente a que dejen de preocuparse por nosotros. Que se sigan preocupando y mucho porque eso es señal de que son conscientes que tienen una oposición, que también puede crear opinión y joderles la marrana, y se están cagando de miedo. No son casualidades los ataques que hemos sufrido Tony, Marcelo Fortín, Leticia Ortiz (Ghosty), Alma o yo mismo, y que cuando se hace un llamamiento a la unificación de criterios a los portales y blogs que vamos en la misma línea, en la famosa ruta del autobús que preconiza Pedro, surjan este tipo de reacciones. Ocurrió lo mismo tras el encuentro de junio en Madrid, que culminó con la presentación del Manifiesto, aunque ahi se vieron beneficiados porque, todavía, había un batiburrillo bastante grande en el que se mezclaban gentes que diciendo que defendían unas posturas y unos principios luego cantaron la gallina y se decantaron por otros derroteros. Sembraron cizaña, trataron de crear confusión, de intoxicar, de dividir y ahora, que se han dado cuenta que se ha desenmascarado a mucho infiltrado y colaboracionista con el taurineo militante, que se empieza a cribar el trigo de la paja, vuelven a la carga y a tenernos pánico, intentando presentarnos como los malos de la película ante su clientela. No, que sigan así durante mucho tiempo porque será un indicio inequívoco de que seguimos por el buen camino y su preocupación y su miedo, quieran o no,nos cargan de razones.

Tres comentarios, tres, que se producen por una misma movida y que dejo aquí para vuestra reflexión y para que cada uno los analice como quiera.

4 comentarios:

jabonero dijo...

Beti, mi opinión es que siempre nos han leído, pero antes pasaban de nosotros, no nos daban importancia y seguían a lo suyo.

Ahora, es muy posible que le estén empezando a ver las orejas al lobo y necesiten "movilizarse" para ponernos al personal en contra, no sea que poco a poco nos vaya faltando sitio en el autobús de la ruta y nos carguemos su fiesta.

Un abrazo y confío en que PFY, termine subiendo a nuestra ruta y defendiendo a una afición como la de Sevilla que va siendo hora de que despierte del letargo anacrónico en el que se encuentra desde hace muchos años.

Un saludo

betialai dijo...

Dudo mucho que eso último que apuntas suceda, amigo Jabonero.

PFY dijo...

Bueno, veo que en este post se habla de mí con una crítica que acepto, entiendo y aunque pueda parecer mentira, comparto. La explicación que voy a dar puede resultar un tanto superficial, y si me apura bastante mala, pero es la siguiente:

Cuando comencé con el blog (hace poco) creé varios enlaces de blogs taurinos, pero sinceramente, tampoco me detuve mucho a leer el contenido. Por mi edad no conocía al Señor del Moral,y ha sido a raíz de su comentario cuando me he detenido a leer lo que este señor publica. Pequé quizá de novato en el tema.

Vista la tónica general del señor del Moral, muy del taurineo, el enlace ha sido cancelado (como usted podrá comprobar).

Finalmente, y ya me despido, siento mucho señor Betialai que usted crea que las personas no recifiquen sus errores, como bien describe usted arriba. No quiero con esto que usted crea que le falto al respeto, pues vaya por delante que tengo gran estima por ser usted, un gran aficionado contrastado, y un gran respeto por tener mayor edad y titulación(esto ya lo supongo) que yo.

betialai dijo...

Me alegro mucho, Pedro, de haber recibido contestación por tu parte y te ruego que, de la misma forma que hago yo, apees el tratamiento.

Y me alegro, más que por la explicación que en cualquier caso es perfectamente válida y comprensible, porque pienso que a través de tus comentarios en otros blogs y los post publicados en tu bitacora hay tras de tí un buen aficionado de los que quiere luchar por la integridad de la fiesta.

De tu decisión me alegro, porque a gente como el individuo al que nos referimos, y a otros como él, conviene ignorarlos y no darles excesiva publicidad. Bastante intoxican, tratan de confundir y desinforman con sus partidistas y serviles libelos, siempre al dictado de intereses bastardos.

Y reconozco que esta vez he sido incrédulo y por tanto que me he equivocado contigo, lo que por otro lado celebro, como siempre celebraré que un buen aficionado se una a remar codo con codo y en la misma dirección que lo hacemos nosotros.

Un cordial saludo.