domingo, 1 de junio de 2008

COSAS DE MADRID ( DOMINGO y II )

La comida en El Albero fenomenal; tuve la suerte de sentarme entre Leti y Alicia con Cota y Costillares enfrente, un auténtico lujazo, aunque dada la calidad como personas y como aficionados de todos cuantos se sentaban a la mesa hubiese resultado exactamente igual el lugar que se hubiese ocupado en la misma. Había cierto cabreo, rayano en la indignación, porque, ¡mira por dónde!, se habían rechazado dos toros de Cuadri aduciendo falta de trapío cuando a lo largo de lo que se llevaba de feria habían saltado al ruedo venteño algunos animales que, probablemente, tuvieron los mismos o mayores motivos para no pasar el fielato. Es lo que tiene, a veces, el intentar hacer las cosas bien y no querer pasar por ciertos aros, al final los taurinos te pasan factura. Se dio un repaso a cómo marchaba la feria y al estado actual de la fiesta y se brindó por los presentes y por los ausentes, teniendo un especialísimo recuerdo para Mariaje y Toni Hernández, e incluso, creo que a petición de Álvaro, incluimos también en el brindis al mismísimo primo de aquel, Juan Antonio. Taurineamos otro poco con la llegada del novillero extremeño Luis Miguel Amado, un chico que trata de abrirse camino y que, para empezar, prefiere las reuniones de los aficionados cabales a las de taurineadores pelotilleros que le echen incienso. Señal de que le funciona la cabeza en la vida cotidiana, y ojalá que le funcione igual delante del toro, la suerte le acompañe y llegue a ser alguien.

Se nos unió a la hora del café Javier Saénz, hubiese sido tremenda su ausencia, y recibimos, así mismo, la visita de ese pedazo de aficionado, y auténtico caballero, que se llama Luis Picazo y que firma sus siempre interesantes artículos y sus templados comentarios en la blogosfera como Lupimón. Entre unas cosas y otras levantamos el campo bastante tarde, ya sin posibilidad de acercarme al lugar donde los amigos de Taurofilia celebraban su comida anual. Un último alto en el Waliku para un postrer brindis con los que ya no íbamos a poder ver tras finalizar la corrida, como la pobre Ghosty que no pudo asistir a la misma porque al día siguiente tenía que lidiar ella solita un toro de nombre Periodismo Económico, y allí saludamos a Corrochanito. Tras la corrida, donde Frascuelo se jugó las ingles y Aragonés nos hizo creer que todavía es posible que un toro de lidia pueda poner la emoción necesaria en un ruedo, acudimos a la cita con mi “anfitrión” en Madrid durante este viaje, Marcelo Fortín. Pudimos darle un abrazo a Martín Ruiz Gárate “Bastonito” y conocimos a su encantadora mujer, Marisa, conocida en la blogosfera como “Latiguillo” y redespedirnos de Costi, Zambrano y el superentrañable Pedro Garcías Macías, cuando ya los servicios municipales de limpieza estaban a punto de ponernos como sopas con sus manguerazos. La espuela en el César para poder saludar e intercambiar unas breves impresiones con Faustino “El Rosco” y darle un beso a Alicia emplazándola para agosto en Donosti. Con Luis Picazo, que gentilmente se ofreció a hacernos de taxista, nos quedamos hasta el final y, enfilando el hotel, comenzamos a despedirnos de ese enorme, por su estatura, humanidad y afición, amigo que se apoda Opsen. Claro, que ajeno estaba yo, en esos momentos, a que a la mañana siguiente y tras entregar la llave, el recepcionista me iba a comunicar que no existía ninguna factura con el número de mi habitación.

4 comentarios:

Encaste dijo...

Sin duda solo conozco a Leti de haber hablado con ella en varias ocasiones. Soy un profesional del mundo del toro y creo que cuando he estado con Leti solo he estado frente a una gran profesional. Una mujer que vale su peso en oro y valor. Una mujer con gran futuro. Me da mucha pena toda está política de acoso que ha sufrido pero por otro lado me da alegría porque creo que ella es una mujer que aprende de todo lo que encuentra a su paso. Un saludo para el propietario del blog.

betialai dijo...

Todos los que conocemos a Leti opinamos lo mismo que tú, Encaste. El ataque tan injustificado como demencial viene de un pobre psicopáta resentido sin ningún tipo de credibilidad al que, por razones probablemente inconfesables, han secundado algunos mindundis indocumentados. Todo ha quedado creo que lo suficientemente claro y con argumentos incontestables, por lo que los que han quedado en el más perfecto de los ridículos han sido quienes han lanzado esas falacias.
Bienvenido a tu casa y un saludo.

Anónimo dijo...

Encaste en primer lugar vaya mi saludo cordial por delante y después que como bien dice Beti es una historia para no dormir de un alucinado que cada vez que sale de su cueva sube el pan y otras cosas.
Quienes tenemos el privilegio de conocer a Leti sabemos quien es como persona y como profesional y aunque esto es de lo más desagradable ella sabe que no está sola y que siempre que llueve escampa y por último no ofende el que quiere sino el que puede y este individuo impresentable NO por mucho que lo intente.
Pgmacias

betialai dijo...

Así es, Pedro. Pasado el primer momento que pudo producir estupor e indiganación, todas las patrañas que puedan llegar a fabular e inventarse semejante escoria humana y quienes lo secunden lo único que pueden provocar es hilaridad y no dejan de ser motivo más que de auténtico cachondeo. A veces resultan, incluso, divertidos este tipo de bufones y hasta te olvidas que esconden dentro de sí mismos a seres ruines y miserables.

Un abrazo.